Boat_People_at_Sicily_in_the_Mediterranean_SeaPor Marta Lorena Rodríguez 9/26/2015
La situación de la crisis migratoria en Europa no parece mejorar. Esta semana, la Unión Europea ha convocado dos reuniones para tratar este delicado tema. Sin embargo, estas reuniones no traerán soluciones rápidas para la situación de quienes buscan refugio.

Actualmente, la Unión Europea está luchando por responder a las cientos de imágenes impactantes que muestran seres humanos en condiciones no óptimas.
Entre estas están las imágenes de inmigrantes asfixiados en un camión o la fuerte imagen de Alan Kurdi de tan solo tres años quien murió ahogado junto con su madre y su hermano de cinco años tratando de cruzar de Turquía a Grecia.

La agenda está programada para discutir estos temas entre el martes y miércoles, más sin embargo, no se esperan soluciones inmediatas, ni para está ni para la otra semana. La falta de acciones definitivamente no hará que el flujo de personas disminuya. De hecho, unas otras 6,000 personas podrían estar entrando a Grecia entre el martes y miércoles mientras que los jefes de Gobierno se reúnen en una cumbre para crear planes de medio y largo plazo.

Tan solo este año alrededor de 500,000 personas han migrado a Europa través de Grecia e Italia. Los grupos humanitarios le ruegan a la EU que establezca pasillos de seguridad para que entren estas personas. Pero en medio de esta crisis, a la EU no le queda más que darle prioridad a los debates sobre unidad y política antes que a las acciones inmediatas que podrían ayudar a estas persona que tratan de buscar una mejor vida.

Esta reunión que se celebrará no será la primera ni la última de este tipo. Angela Merkel, canciller alemana dijo, “no habrá una solución de la noche a la mañana. Seguirán muchas más reuniones y conversaciones. Necesitaremos paciencia.”

Las diferencias entre las distintas opiniones de los países crecen cuando se trata de compartir la responsabilidad para alojar a las miles de personas que llegan a Europa. Países como República Checa, Hungría y Eslovaquia se oponen de forma rotunda a cualquier cuota obligatoria. Sin embargo, Polonia, Letonia y Estonia son escépticas.

El objetivo principal es aprobar un plan para repartir a 120,000 refugiados llegados a Italia, Grecia y Hungría. El plan original ha sido modificado en los últimos días.

Mientras estas reuniones y conversaciones siguen ocurriendo, el número de migrantes sigue creciendo. Aunque el primer punto de entrada sigue siendo Grecia, muchas personas planean seguir moviéndose hasta llegar a Alemania, por ejemplo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *